Cuando todo esto pase y podamos salir a la calle necesitaremos una buena dosis de iluminador para levantar el ánimo. Cuando creías que tenías dominado el arte del highlighter en tu rostro, vengo con nuevos tips para iluminar también tu cuerpo. El paso de iluminar y resaltar no se ciñe única y exclusivamente al rostro, sobre todo en primavera-verano, existen otras zonas del cuerpo que podemos iluminar para potenciar su belleza.

A la hora de escoger un iluminador para el cuerpo hay que tener en cuenta el tono de la piel. Si tenemos una tez muy cálida, optaremos por tonos bronceados. Sin embargo, si tenemos una piel más fría o pálida, escogeremos siempre tonalidades más frías o rosadas.

Las 5 zonas de tu cuerpo que no sabías que también podías iluminar

1. Hombros

Aplicar iluminador en esta zona nos ayuda a crear dimensiones y texturas que hacen más atractiva nuestra piel.

2. Clavícula

Esta zona, tan sensual y expuesta en los meses de verano, es clave para iluminar y conseguir un resultado espectacular. Aplica el iluminador por toda la zona del hueso de la clavícula.

3. Brazos

Aplica iluminador en la parte central para crear un efecto visual que afina y remodela.

4. Piernas

De la misma manera que ocurre con los brazos, el iluminador puede convertirse en nuestro gran aliado para crear un efecto óptico que afine nuestra figura. Restalta el centro de las piernas para que no solo se vean más delgadas, sino también para darles un brillo natural.

5. Orejas

Aplicar iluminador en las orejas es una buena forma de dar más luz a tu make up sin parecer una bombilla, es un toque muy sutil y sensual. Maquilla con iluminador las zonas más prominentes de las orejas como son el lóbulo, la parte alta (hélix) o el trago.

¿Iluminador fluido o en polvo?

Las texturas fluidas se integran mejor en la piel y aguantan más la fricción pero se pueden utilizar ambos formatos. Las texturas en polvo son mejor para la tarde-noche, para luces interiores más cálidas. A plena luz del día y por la mañana mejor optar por texturas fluidas. Si quieres potenciar al máximo el brillo, puedes maquillar con un iluminador fluido y aplicar después el polvo para fijar y potenciar su efecto.

¿Cómo aplicar correctamente el iluminador en estas zonas?

Tanto si es en polvo como fluido, maquilla con una una brocha de forma cónica, pelo alargado y doble fibra. Es decir, la zona de la punta es de un color y textura diferentes al resto del pelo.

 

Imagen: © Tropic of C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *